Literatura: La fugitiva

Por Lilian Soledad Pérez -

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez construyó una obra inspirada en la artista costarricense Yolanda Oreamuno.

Amanda Solano era inteligente, culta, enigmática, sagaz, además de hermosa y elegante. Era una escritora, pero también era capaz de mostrar su talento en las artes, la moda y la política.

Esta historia es narrada por tres mujeres que fueron testigo de las injusticias que experimentó Amanda. Tres amigas que aseguran que Costa Rica crucificó a la escritora porque no aceptaron la genialidad femenina, en la primera mitad del siglo XX.

El autor es Sergio Ramírez, un nicaragüense que ha publicado una serie de cuentos y novelas, tal como “Margarita, está linda la mar”, una de sus obras más conocidas. Además su trayectoria ha estado centrada en el periodismo y la política de su país.

“La fugitiva” deja en evidencia la tragedia de Amanda Solano, producto de la ira que provocó en muchos hombres al desafiarlos sin ningún temor. También desató la envidia y la incomprensión de las mujeres conservadoras, porque no compartían su idea de la libertad y de escoger a los hombres.

Es importante aclarar, que Sergio Ramírez construyó a la protagonista basándose en la escritora costarricense Yolanda Oreamuno, quien murió en México en 1956 a los 40 años. Y por eso mismo, contextualiza históricamente a la sociedad de Costa Rica de los años 30 y 40, pero eso no significa que sea una biografía sino más bien una obra de ficción.

La novela refleja cómo los costarricenses rechazaron y olvidaron a una de sus artistas, sin otorgarle ni el más mínimo de los reconocimientos. Además, enfatiza en el sufrimiento de Amanda Solano producto de las difíciles circunstancias que le tocó enfrentar.

“La fugitiva” tiene un principio bastante lánguido y da muchas vueltas para dar a conocer el personaje principal, pero después de varias páginas puede llegar a envolver con su trama. Sin duda los tres monólogos son interesantes, aunque a veces son algo repetitivos en sus cuestionamientos y puede resultar agotador para algunos.

Al finalizar la novela el lector más curioso puede quedar con gusto a poco, porque no hay ningún testimonio masculino, especialmente el de su hijo. Pero esa ausencia puede justificarse, porque “La fugitiva” está construida en torno a una narración femenina.

Posted by on Apr 5 2013. Filed under Arte & cultura, Featured. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed

Photo Gallery

Grow your business. Try RingCentral00 ad code [Inner pages]
Log in | Powered by EzyMedia™